Centro de Europa, conflicto de lluvia

Los cambios climáticos están produciéndose de forma abrupta en Europa, las temperaturas están disminuyendo de forma alarmante, las pautas y las predicciones de precipitaciones están variando en esta época y una de las razones primordiales de preocupación para la población de Europa han sido las crecientes lluvias que han azotado esta temporada diferentes localidades del continente.

Alemania, Bélgica, Francia. Estos son unos de los países los cuales se han visto más afectados por los fenómenos climatológicos que han azotado esta época. Desde hace más de un siglo no se veían dichas manifestaciones atmosféricas en la zona de París, dejando víctimas días tras día en diferentes poblaciones del país.

Por otro lado el norte del país es donde más se han visto  las lluvias torrenciales, cuerpos policiales y de bomberos se han encargado de socorrer a las pequeñas poblaciones pero han quedado sin capacidad de momento. Las inundaciones han formado parte de los alertas en la nación alemana. Alemania ha tomado una tajada de la peor parte de los cambios climatológicos donde aproximadamente un número de 4 a 5 personas perdieron la vida y una docena más quedaron heridas de gravedad.

Testigos afirman que la rapidez de los hechos se ha tornado la mayor dificultad, dando a conocer que en cuestiones de minutos un sector puede pasar a ser parte de un río sin algún problema.

En República Checa el puente Carlos se vio totalmente congestionado y paralizado por dichas precipitaciones y buscando una forma segura de evacuar a los pobladores de la zonas aledañas.

Las notificaciones para tomar precauciones por la época han sido notificadas en toda Europa central, previendo que las lluvias duren un lapso de dos semanas más.

Las zonas menos favorecidas económicamente deben prever y prepararse para cualquier eventualidad, la vulnerabilidad de nuestra posición en la tierra engrandece el miedo de las poblaciones y de nuestro futuro desarrollo. Y es que la naturaleza puede ser muy brusca en ocasiones, actuando sin importar devastar ciudades, poblados y llevarse con sus fenómenos vidas humanas.