El Capitán del “Costa Concordia” condenado a 16 años de prisión

El excapitán del famosísimo crucero turístico Costa Concordia fue condenado hace unos años a cumplir una pena de 16 años de prisión en Italia. La transgresión por la cual fue penalizado ocurrió en el año 2012, exactamente el trece de enero, cuando por su negligencia ocasionó el naufragio de dicho buque turístico en el cual habían más de cuatro mil pasajeros, a los cuales abandonó sin intentar ayudar, y de los cuales treinta y dos terminaron falleciendo.

Hasta la actualidad Schettino no ha pisado la prisión por cuanto había interpuesto un recurso de apelación a esa sentencia que le encontraba culpable por la muerte de esas personas, sin embargo el tribunal que vio el recurso ha ratificado la sentencia que le fue impuesta por el Tribunal de Primera Instancia al excapitán.

Del juicio se dejó ver que existe conocimiento de que el antiguo capitán del Costa Concordia estaba festejando la jubilación de uno de los tripulantes y que para impresionar a una mujer de Moldavia acercó mucho el buque a la Isla Giglio.

El Fiscal Ferruci había solicitado una pena de veintisiete años en contra del excapitán Francesco, la cual se vio rebajada hasta 16 años y una prohibición para desarrollar actividades similares durante 5 años. La base de su pretensión se encontraba en que Francesco mintió en sus declaraciones para cuidar un poco su imagen y buscando evitar problemas legales. Además del agravante de haber huido de sus responsabilidades como Capitán al abandonar el Buque sin ayudar a las personas que se encontraban bajo su resguardo.

En este momento el Tribunal de Florencia que conoció sobre la apelación tiene que decidir si el excapitán va a esperar la resolución del nuevo recurso interpuesto en el recinto penitenciario o lo hará en su casa. Se tendrá que evaluar el riesgo de fuga que exista en el caso del antiguo capitán para poder determinar si se necesita que espere la sentencia final en prisión o en la comodidad de su hogar.

Advertencias acerca de amenazas de los hermanos Abdeslam desoídas por la policía belga

Las autoridades de Bélgica fueron acusadas otra vez de haber minimizado la amenaza terrorista. Según un informe, se asegura que la policía tenía indicaciones desde mediados del 2014 que los hermanos Abdeslam (Brahim y Salah) tenían planes de realizar un atentado lo cual se denominó en dicho informe como “un acto irreversible”. La policía no le dio mucha importancia a estos indicios, y de esa manera, no le prestó la debida atención a la misma lo cual hubiese podido mitigar la crisis.

Este documento fue escrito por el Comité P el cual es un organismo independiente encargado de regular las acciones de la Policía y que se reporta ante el Parlamento Federal belga.  Las conclusiones fueron mostradas el martes 26 de abril de este año un número pequeño de diputados los cuales ratificaron cómo las autoridades policiacas no asignaron el personal suficiente para hacer una investigación completa del caso.

Sin embargo, otra fuente plantea que la policía no hizo su labor y que tal vez de haberla hecho, el atentado en París hubiese podido ser evitado, sin embargo, también plantea que las fuerzas de seguridad poseen un vasto número de casos y dan prioridad a los que consideran de mayor relevancia.

De la misma manera, es imposible refutar que durante esos momentos existía una falta de diligencia por parte de las fuerzas policiales ya que el expediente del caso de los hermanos Abdeslam que debía de tener una examinación diaria, fue colocado en el denominado montón de dosieres rojos los cuales son de carácter urgente pero no se atienden por falta de medios. Este tipo de casos no atendidos representan el 12,5% del total, así declara Le Soir.

Al final, este caso fue abandonado a finales de abril que tan solo siete meses después, dio a lugar a los atentados en Paris que se llevaron consigo la vida de 130 personas inocentes, y marcó un episodio de los más trágicos que ha vivido Francia.

Inseminación “post mortem” en Francia

Este martes el consejo de Estado Francés autorizó a una mujer malagueña la ejecución del método de inseminación más polémico y extraño que existe; la inseminación “post mortem”, o sea, la inseminación que viene de semen criogenizado de un hombre que ya falleció. El caso particular, una mujer malagueña realizó una petición  a dicho consejo para que pudiese recibir el semen congelado en España. Ella pide que el semen sea entregado en esa nación ya que en Francia la práctica de inseminación post mortem está prohibida. Según el consejo, el rechazo de la petición sería un atentado excesivo a la vida privada y familiar de la mujer. La petición fue aprobada por el hecho de que a pesar que en Francia sea ilegal la práctica, en España sólo lo es tomando como máximo un año después de la muerte del individuo si se cuenta con su consentimiento previo.mujer

El hombre en cuestión, llamado Nicola Turri, falleció a la edad de 30 años a causa de leucemia. La muerte del individuo ocurrió tan solo una hora antes de la cita que tenía la mujer para realizarse una inseminación en Paris donde en ese momento vivía la pareja. Esta inseminación se iba a hacer con el esperma criogenizado justo antes de que Turri fuese sometido al tratamiento de quimioterapia el cual tiene grandes probabilidades de dejarlo estéril.

Lo que ocasionó el problema legal fue el hecho de que el consentimiento del marido que iba a ser dado el mismo día de su muerte no pudo ser procesado legalmente por lo mismo ya que ocurrió a tan solo horas antes de su cita. Lo que le otorgó a la mujer la posibilidad de realizarse la inseminación post mortem fue el hecho de que hubo algunos textos escritos por Turri y publicados por Le Monde al ser encontrados,  que manifestaban el deseo del esposo de que su esposa pudiese tener un bebé, y donde manifiesta que ella tenía el permiso de hacer lo que sea con su muestra de esperma.

Indemnizaciones por Alemania a miles de hombres por ser homosexuales

Ya estando en el siglo 21, la discriminación hacia los homosexuales apenas está siendo erradicada, aun habiendo personas que no aprueban la idea de dos personas del mismo sexo estableciendo una relación distinta a la amistosa o profesional. Ciertas naciones han sido tan severas con los homosexuales que incluso la han considerado un crimen añadiendo a la práctica de dicha orientación a su código penal. Alemania es uno de los casos más notables ya que hasta 1994 se consideraba un crimen en la nación el ser homosexual siendo castigada hasta con seis años de prisión.

gayEl gobierno Alemán busca enmendar los errores del pasado, indemnizando y también eliminando antecedentes penales a un vasto número de hombres que fueron juzgados hasta el año 1994 por ser homosexuales. Los datos dictan que entre 1949 y 1969 hubo 50 mil personas que fueron condenadas por una ley que entró en vigencia en 1871 y fue endurecida durante el tercer Reich. Dicha norma fue aplicada de manera severa hasta el año 1969, año en el cual fue despenalizada. A pesar de eso, 3500 personas adicionales fueron sentenciadas hasta el año 1994 hasta que la ley fue derogada.

A pesar de que las atrocidades cometidas contra los homosexuales por parte del gobierno Alemán jamás podrán ser olvidadas, ellos buscan reparar parte del daño causado por medio de indemnizaciones. El Ministro de Justicia Heiko Maas anunció el día miércoles la ejecución de una especie de mecanismo legal que busca enmendar a la gran cantidad de condenados y por fin cerrar el capítulo atroz de la historia ocurrida en la Alemania de la posguerra. Lo que se busca hacer es una ley cuyo objetivo sea revocar las condenas además de la creación de lo que él llamó “un derecho a la compensación”

Las heridas causadas por la Alemania nacionalsocialista están tratando de ser curadas, sin embargo, existe un largo camino que recorrer para esta nación luego del gran daño que le causó a la comunidad homosexual que incluso llegaron a denominar a las personas que poseen dicha orientación como seres que padecen una enfermedad.