Advertencias acerca de amenazas de los hermanos Abdeslam desoídas por la policía belga

Las autoridades de Bélgica fueron acusadas otra vez de haber minimizado la amenaza terrorista. Según un informe, se asegura que la policía tenía indicaciones desde mediados del 2014 que los hermanos Abdeslam (Brahim y Salah) tenían planes de realizar un atentado lo cual se denominó en dicho informe como “un acto irreversible”. La policía no le dio mucha importancia a estos indicios, y de esa manera, no le prestó la debida atención a la misma lo cual hubiese podido mitigar la crisis.

Este documento fue escrito por el Comité P el cual es un organismo independiente encargado de regular las acciones de la Policía y que se reporta ante el Parlamento Federal belga.  Las conclusiones fueron mostradas el martes 26 de abril de este año un número pequeño de diputados los cuales ratificaron cómo las autoridades policiacas no asignaron el personal suficiente para hacer una investigación completa del caso.

Sin embargo, otra fuente plantea que la policía no hizo su labor y que tal vez de haberla hecho, el atentado en París hubiese podido ser evitado, sin embargo, también plantea que las fuerzas de seguridad poseen un vasto número de casos y dan prioridad a los que consideran de mayor relevancia.

De la misma manera, es imposible refutar que durante esos momentos existía una falta de diligencia por parte de las fuerzas policiales ya que el expediente del caso de los hermanos Abdeslam que debía de tener una examinación diaria, fue colocado en el denominado montón de dosieres rojos los cuales son de carácter urgente pero no se atienden por falta de medios. Este tipo de casos no atendidos representan el 12,5% del total, así declara Le Soir.

Al final, este caso fue abandonado a finales de abril que tan solo siete meses después, dio a lugar a los atentados en Paris que se llevaron consigo la vida de 130 personas inocentes, y marcó un episodio de los más trágicos que ha vivido Francia.