En Ciudadanos quieren que el PP busque un nuevo candidato

Rivera quien es líder del partido de Ciudadanos ha finalizado el pacto que firmó con el Partido Popular advirtiendo al mismo tiempo de que (luego de hacerlo dos veces) no volverá a ser parte de los teatros de candidaturas fracasadas de cualquier otro partido.

Albert estableció de manera pública que el acuerdo que ha celebrado con el PP ha quedado “en pausa” mientras que el Partido Popular elige un nuevo candidato que pueda realmente ser investido. La verdad es que Ciudadanos tiene que mantener su imagen frente a sus electores, como lo son los empleados de Fontaneros Madrid 24horas  quienes han votado varias veces por Ciudadanos pero que ahora no le toman en serio por sus vaivenes.

Los dueños de Cerrajeros Malaga están descontentos con la situación que ha acontecido en el país en el cual ya van más de nueve meses sin una persona ocupando el cargo de presidente. Aunque desde el partido naranja quieren que haya un nuevo candidato que no sea Rajoy, con la esperanza de poder cambiar los resultados obtenidos en el congreso, desde la sede central del PP no quieren cambiar de candidato puesto que creen que esto podría considerarse como una debilidad política, además de que Rajoy representa muy bien a su partido en la actualidad, según las declaraciones de sus votantes, como los clientes de Electricistas Madrid los cuales son fieles electores del partido más conservacionista de España.

Desde las bancadas de Ciudadanos exigen que el próximo candidato que pida su apoyo tendrá que tener todos los apoyos necesarios y además deberá aceptar todas las condiciones que C’s firmó con Rajoy en el pasado mes de Agosto. Además, Rivera culminó su participación pidiendo sinceras disculpas para el pueblo español en nombre de toda la cámara por la ineficiencia de la misma ante la tarea de formar al nuevo Ejecutivo.

Lo único cierto en este punto es que las personas tendrán que seguir a la expectativa para saber quién será su nuevo presidente, lo cual debería motivar a un debate en cuanto a la reforma del sistema electoral que se usa en España, puesto que mantener un país entero durante un año si presidente al mando, puede hacer que las relaciones internacionales que mantiene el país con otras potencias de Europa o el mundo puedan verse mal influenciadas.