Indemnizaciones por Alemania a miles de hombres por ser homosexuales

Ya estando en el siglo 21, la discriminación hacia los homosexuales apenas está siendo erradicada, aun habiendo personas que no aprueban la idea de dos personas del mismo sexo estableciendo una relación distinta a la amistosa o profesional. Ciertas naciones han sido tan severas con los homosexuales que incluso la han considerado un crimen añadiendo a la práctica de dicha orientación a su código penal. Alemania es uno de los casos más notables ya que hasta 1994 se consideraba un crimen en la nación el ser homosexual siendo castigada hasta con seis años de prisión.

gayEl gobierno Alemán busca enmendar los errores del pasado, indemnizando y también eliminando antecedentes penales a un vasto número de hombres que fueron juzgados hasta el año 1994 por ser homosexuales. Los datos dictan que entre 1949 y 1969 hubo 50 mil personas que fueron condenadas por una ley que entró en vigencia en 1871 y fue endurecida durante el tercer Reich. Dicha norma fue aplicada de manera severa hasta el año 1969, año en el cual fue despenalizada. A pesar de eso, 3500 personas adicionales fueron sentenciadas hasta el año 1994 hasta que la ley fue derogada.

A pesar de que las atrocidades cometidas contra los homosexuales por parte del gobierno Alemán jamás podrán ser olvidadas, ellos buscan reparar parte del daño causado por medio de indemnizaciones. El Ministro de Justicia Heiko Maas anunció el día miércoles la ejecución de una especie de mecanismo legal que busca enmendar a la gran cantidad de condenados y por fin cerrar el capítulo atroz de la historia ocurrida en la Alemania de la posguerra. Lo que se busca hacer es una ley cuyo objetivo sea revocar las condenas además de la creación de lo que él llamó “un derecho a la compensación”

Las heridas causadas por la Alemania nacionalsocialista están tratando de ser curadas, sin embargo, existe un largo camino que recorrer para esta nación luego del gran daño que le causó a la comunidad homosexual que incluso llegaron a denominar a las personas que poseen dicha orientación como seres que padecen una enfermedad.